About

Petición a los Reyes Magos.

Espanya i Catalans, escritores:


Felicidades amigos por este nuevo año que, como es previsible, será movidito.
Tenemos ante nosotros unos meses en los que, dando por supuesto que los secesionistas de Lledoners, Waterloo y “La Ciudadela”, seguirán erre que erre trabajando en la sombra para que su paranoia tenga éxito, deberemos continuar digiriendo el mal trago que supone convivir con el “sanchismo”, preocupado tan solo por pervivir y dar cariño a sus socios podemita-separatistas. Es muy cansino ver al bufón servil del separatismo otorgar concesiones, con el objetivo de seguir en La Moncloa y disfrutar de forma abusiva de todo lo que ello lleva consigo.
Para los representantes del Gobierno de España el sentimiento español es subsidiario, si con ello contraviene el fin perseguido de perdurar en el poder. Y, quién encabeza tal mediocridad, ha demostrado sus dotes para el disfrute de escapadas, vacaciones de alto standing y uso sin miramientos de los recursos públicos, pero a cambio tan solo aporta palabras vacías e interesadas.
Este desliz histórico, acumulado al del patético abanicador de Maduro, tendrán su apartado dentro de la historia de España. Puede estar tranquilo el camarada Sánchez, sin duda se ha ganado el privilegio de ser recordado.
Por otro lado, la percepción de embobamiento de los primeros espadas del socialismo español por su tolerancia, dando solo toques de atención nimios para no enfrentarse al aparato del partido, no suma en absoluto. España y la mayoría de su electorado les espera dando un golpe en la mesa, sublevándose ante el Doctor que, en su afán de ponerse en valor, puede llevarse por delante siglas y partido, haciendo caer los gobiernos regionales que actualmente atesora el socialismo español y españolista.
Tener a un inútil de presidente del Gobierno, un ególatra y chulo impresentable de barra de bar es, en buena parte, culpa de esos barones que no acaban de forzar la máquina para limpiar y reordenar el criterio ideológico del partido. El PSOE merece el reconocimiento y protagonismo que la historia le ha reservado, haciendo de esta fase actual un lapsus que, más pronto que tarde, debe pasar página.
A la vuelta de la esquina tendremos que ir a votar. Será el momento de cumplir con el deseo de apartar a toda esta chusma política del poder y dar la alternativa a nuevas caras y esperanzas.
Anímese, camarada Sánchez y, a tenor de los buenos sondeos que tiene su partido, convoque elecciones y ya verá el cariño que le tiene la sociedad. Esa es mi petición a los Reyes Magos que ya están de camino para regalar ilusiones el próximo domingo.
Por Javier Megino
Escritor en Espanya i Catalans
Publicado en El Catalán