El Movimiento Cívico d ́Espanya i Catalans desea, con este comunicado, desmarcarse totalmente de la convocatoria que se ha lanzado para el próximo 7 de mayo en contra del confinamiento que, por las exigencias del estado de alarma vigente, se ha impuesto a la sociedad española para combatir el Covid-19 y su posible contagio entre la población.

Nos consta que se ha creado cierta confusión al respecto, al considerarnos organizadores de dicha manifestación. Por ello entendemos conveniente matizar lo siguiente:

-Espanya i Catalans cuestiona las medidas adoptadas por el Gobierno, su efectividad y los tiempos de reacción, pero en todo momento adecuaremos nuestra actividad a los criterios que defina el decreto del estado de alarma. No entendemos que sea oportuno convocar dentro del periodo de confinamiento al suponer, además, un riesgo evitable de rebrote de una pandemia que ya ha costado la vida a más de 22.000 españoles.

-Espanya i Catalans considera necesario manifestar la queja pública de la sociedad, ante la falta de criterio y carencia de rigor que hemos visto en las tomas de decisión que el mando único ha adoptado para combatir los efectos del Covid-19. Y, muy especialmente, por sentirnos avergonzados ante la actuación oportunista y obsesionada del fanatismo separatista catalán que, como suele hacer en todo momento, aprovecha cualquier coyuntura para priorizar su paranoia a la aminoración de los efectos del Covid-19. Sirva como ejemplo la dedicación de ingentes recursos para abrir embajadas ficticias, cuando la competencia descentralizada de Sanidad requería de esos fondos malgastados dedicados al autobombo y al desprestigio de España en el mundo.

Por lo anterior, siempre adecuado a la legalidad y contando con el apoyo de las asociaciones que dan lugar al tejido social constitucionalista, anticipamos que llevaremos a cabo la convocatoria de concentración o manifestación, una vez acaben las exigencias y limitaciones que en la actualidad están vigentes al amparo del estado de alarma. Será entonces el momento de aplaudir y reconocer a los que han dado la talla, así como demostrar con claridad la queja ante los que, disponiendo de la capacidad que les otorgagobernar, han demostrado ineptitud y oportunismo.

Junta Directiva de Espanya i Catalans