Emulando aquel anuncio odontológico que a la mayoría le vendrá a la cabeza, nueve de cada diez de nuestros votantes se pronuncian de forma crítica ante las políticas desarrolladas por el Gobierno de España, al ejercer como “mando único” para combatir los efectos del covid-19.

A ese altísimo porcentaje también podríamos sumar el 4% qué, considerando ridícula y penosa la dinámica seguida, apuestan por la respuesta alineada con una cierta comprensión ante los acontecimientos, justificándose en la falta de experiencia ante situaciones de esta índole y magnitud.

Sin necesidad de sumar ese segundo porcentaje, nos quedamos con la abrumadora mayoría que considera las medidas adoptadas como una verdadera vergüenza. Exigiendo, a la postre, la interposición de acciones legales para condenar esta retahíla de medidas en su mayoría erróneas, precipitadas, a remolque, condicionadas, impuestas por el comunismo, interesadas o, sencillamente, de autobombo.

Como se ha puesto encima de la mesa en numerosas ocasiones, el riesgo derivado que supone tener gobernando a los peores políticos, en el momento en que son necesarios los mejores profesionales liderando la sociedad, lo vamos a pagar en todos los frentes.

La manipulación, falseamiento y maquillaje de lo verídico, para camuflar los resultados negativos, hace qué, como sucede con los datos de fallecidos, existan disparidades y contabilizaciones asombrosas que llegan a resucitar muertos de un día para otro. Luego, por tanto, no nos sorprendamos si se movilizan los medios y la sociedad buscando otorgar premios, cuando lo que compete es justamente lo contrario.

Nuestra pregunta y sus resultados han sido claros. Los costes sociales que conlleva la mala política del Gobierno, ya sea en términos sanitarios, en el empleo o en el valor de España, con una caída en el PIB que no nos atrevemos a calibrar, nos humilla ante el mundo.

Nuestra imagen como país, siendo una gran economía en el mundo, se ve sometida y condicionada por la incompetencia y mediocridad (siendo muy benévolos) de este Gobierno que ha puesto la valoración de España por los suelos.

Acabamos reconociendo qué, a pesar de las evidencias y las realidades contrastables, un 6% nos considera afortunados por disponer de estos gobernantes que tenemos. Hemos preferido obviar el párrafo que inicialmente valoraba su postura. Seamos prudentes.

¿Cual es tu valoración definitiva de la gestión del mando único del Gobierno de España?

  • - Ridícula y penosa, pero comprensible dadas las circunstancias. (4%,)
  • - Somos afortunados al tener este Gobierno liderando la lucha contra la pandemia. (6%,)
  • - Una vergüenza. Debería juzgarse al Gobierno por su nefasta gestión. (90%,)
Cargando ... Cargando ...
2020-06-15T14:09:06+02:00