Encuesta 40

La semana pasada se desarrolló en el Parlamento nacional una nueva moción de censura. Un instrumento usado en contadas ocasiones y cuyo precedente significó el inicio de este sin igual Gobierno que seguimos soportando los españoles.

Aquella ocasión fue la constatación de que, para acceder al poder, cualquier compañero de viaje con escaños en dicho Parlamento es útil, dejando al margen todo escrúpulo y obviando toda la trayectoria histórica que ensuciase mentes o manos.

En aquel momento cabía la posibilidad de lograrlo y, con ese fin, faltó tiempo para asaltar el poder haciendo uso del sumatorio en el que participaban todas las minorías que cuestionan la propia existencia de la nación que les paga la fiesta.

En la actualidad todos los argumentos útiles para el asalto han quedado en el aire, pero los hechos están consumados y el bochorno mundial de tener a Pedro y Pablo controlando los hilos son nuestra realidad, además del día a día de nuestras vergüenzas.

En esta ocasión, por el contrario, la moción se planteaba con la imposibilidad de éxito como premisa de partida. No se sumaba de ninguna forma y lo único que podía brindar es, en el mejor de los casos para el que la planteaba, la existencia de un bloque compacto que entendiese la moción como una reprimenda al Gobierno, tras su infame gestión de la pandemia en todas sus vertientes.

Nuestros votantes en la encuesta, en una proporción de tres de cada cuatro, entienden justificada la convocatoria sobre la base de dicha denuncia de la inutilidad de Sánchez, Iglesias y sus segundos espadas Illa o Simón. Convivir en esta situación, con el peor equipo de gobierno posible, justifica la queja y, en base a ello, los convocantes esperaban diese alas a un apoyo muy notable de los asalariados que tenemos calentando sillones en la Carrera de San Jerónimo.

La segunda respuesta con apoyos es la que enfoca la situación desde la vertiente práctica, es decir, cuestiona el tiempo perdido y la dedicación. La inutilidad de la moción, a sabiendas de que no prosperaría, ha sido el punto de vista de un 17%.

Y el restante 8% ha asumido que lo que tenía lugar en el debate era un rifirrafe entre los dos partidos de la oposición con mayor representación parlamentaria.

VOX como proponente de la moción y PP como líder de la oposición de centro derecha, en vez de limar asperezas y poner encima de la mesa un bloque real contra el inoperante Gobierno, han acabado como el rosario de la aurora, lo que crea interrogantes a futuro respecto del reparto de votantes entre ellos y las expectativas de entendimiento.

Esperemos que la sensatez y el amor a España primen y se olviden los malos momentos. Hemos de seguir creyendo y confiando en que la actual etapa de socialcomunismo que nos hunde como sociedad tenga su final lo antes posible, sin perder la esperanza en los que han de sumar para liberarnos de estos políticos de medio pelo que hoy dirigen la nación.

¿Qué opinas de la moción de censura que se ha debatido en el Parlamento?

  • - Teniendo el peor Gobierno posible debería apoyarse sin titubeos. (75%,)
  • - Es una pérdida de tiempo al saber de partida que no prospera. (17%,)
  • - Se trata de un acto electoralista entre los partidos de la oposición. (8%,)
Cargando ... Cargando ...
2020-10-26T14:01:10+01:00