Encuesta 81

Ayer finalizaron los Juegos de Tokio 2020. La singularidad de estos Juegos ha sido, sin lugar a duda, que se han celebrado con un año de retraso, ocupando con preferencia fechas del calendario del verano de 2021 y condicionados por las exigencias que nos ha impuesto la pandemia de Covid-19.

Quedará para el recuerdo la celebración de eventos deportivos, en la inmensa mayoría de sus especialidades, sin participación del público. Costará olvidar la imagen de las gradas vacías, acostumbrados a relacionar JJ.OO. con la ilusión y el calor que brinda el público al participar de forma activa en un acontecimiento de esta envergadura.

En lo deportivo, estos Juegos que pasarán a la historia como los “de la pandemia”, ha supuesto un balance para España de 17 medallas. Una cifra de preseas que iguala el registro de la anterior cita olímpica de Rio de Janeiro, pero que disminuye en 4 oros que se han convertido en platas.

La cifra de 17 medallas, en las que sumamos 3 oros, 8 platas y 6 bronces, nos ubica en un puesto del medallero que pone a España en el número 22. Un descenso notable, partiendo de la posición 14 que logramos en Río. Es decir, mantenemos el número, aunque la disminución de la calidad de los metales logrados nos baja en el escalafón internacional.

Con estos resultados se puede concluir de muchos modos. Esa ha sido la intención de la pregunta de la semana pasada. En ella, la opción que ha ganado con la mitad de los votos (el 49%) se muestra conformista con los resultados alcanzados y considera que han sido muy aceptables. Le sigue la alternativa que definía la consecución de medallas como un número que era más bien mediocre (el 42%) y quedaban, con porcentajes escasos del 4 y 5%, las respuestas que se desmarcaban del tema o que consideraban que la cantidad de subidas al cajón había sido un auténtico fracaso.

Desde nuestro punto de vista, una vez consumada la clausura ayer de esta cita olímpica, consideramos que nos queda un gran recorrido para lograr revalidar una cifra de medallas similar, esperemos que mejorada, en Paris 2024. Esperamos que haya recursos económicos para poder becar y ayudar a nuestros deportistas del modo oportuno para que la consecución de metales tenga la relevancia cuantitativa que una gran nación como la nuestra se merece.

No olvidemos que, considerando todos los deportes y analizando globalmente, más allá de deportes profesionalizados que todos sabemos, el logro de una cantidad u otra de récords, de pódiums o de marcas personales, tiene un paralelismo absoluto con la contribución económica que se brinda al deporte. Los sponsors, las dotaciones públicas de ayuda al deporte olímpico y la apuesta de nuestras empresas, para dar la imagen que merecemos en el contexto internacional, son aspectos clave para alcanzar una cifra u otra de éxitos y subidas de bandera en las ceremonias de entrega de medallas.

Hay que apoyar al deporte y brindar al mundo una imagen consecuente con la sociedad que se representa. No se puede condicionar a los deportistas por la escasez de dotaciones económicas, cuando han dedicado su esfuerzo a representarnos a todos. No puede quedar relegado un tema como el deportivo a un nivel de precariedad, al ser conscientes de que los resultados de los nuestros trascienden más allá de su éxito personal. En la actualidad, nos guste o no, las consecuciones de metales que se logran en estas citas, en las que todo el mundo participa, brindan una imagen directa de lo que es España. ¿Cuántos de nosotros hemos perdido tiempo para comparar en el medallero el puesto de España, en relación con los éxitos alcanzados por países de nuestro entorno o que consideramos de la misma repercusión mundial o equivalente?

Deseamos todos los éxitos para los nuestros, los que llevan esas camisetas tan chulas y ese equipamiento deportivo que ha sido vencedor en el diseño e imagen, deportistas que siempre tendrán nuestro apoyo. Para nosotros, al margen de si tiene acento gallego, catalán o vallisoletano, por poner ejemplos, al margen del color de la piel de nuestros representantes, sin importarnos en absoluto el lugar de procedencia, o si se les cala por sus comentarios las simpatías políticas que les motivan, nos seguirá levantando del sillón y emocionando ver en los puestos de cabeza de sus competiciones a los que llevan la camiseta de España, la sudan, la sienten, la llevan con orgullo y ofrecen su esfuerzo por nuestra gran nación.

Nuestra felicitación a todos nuestros deportistas, a los que han alcanzado metales en sus competiciones, a los numerosos que se vuelven con diploma olímpico y a los que han participado sin lograr volver con el reconocimiento que brinda un metal o el diploma. Sin olvidarnos de los que han decidido acabar su etapa deportiva, representando internacionalmente a España coincidiendo con el fin de estos Juegos, a los que lanzamos nuestro más sincero agradecimiento por sus años de dedicación y compromiso.

Gracias por representar a todos los españoles, por vuestra unidad, vuestro sacrificio y esfuerzo. La vida sigue y en tres años nos espera Paris.

¿Qué opinas de los resultados españoles en Tokio 2020?

  • - Me es indiferente. (4%)
  • - Más bien mediocres. (42%)
  • - Un fracaso. (5%)
  • - Son muy aceptables. (49%)
Cargando ... Cargando ...
2021-08-09T12:28:55+02:00